martes, 8 de agosto de 2017

Declaración Pública del Consejo de la Nación Charrúa por el Día Internacional de los Pueblos Indígena


Hoy 9 de agosto es el Día Internacional de los Pueblos Indígenas.

Este año 2017 es de vital importancia para nosotros los Charrúas, dado que es  el décimo aniversario de la Adopción de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, aprobada por la Asamblea general el 13 de setiembre de 2007.

Esto supone evaluar los logros obtenidos desde los últimos 10 años, los retos aún sin afrontar sobre los derechos de los pueblos originarios, así como el seguimiento posterior de dicha Declaración.
En este mismo día, muchas organizaciones indígenas, en toda la Abya Yala (América), están debatiendo si se ha respetado los derechos consagrados en esta Declaración.

¿Pero qué ha hecho Uruguay como país miembro para su implementación? ¿Qué ha hecho el Estado uruguayo para que se respeten los derechos del pueblo Charrúa, especialmente el derecho a mantener su identidad, su cultura, sus tradiciones, sus tierras y uno de los derechos fundamentales, el reconocimiento de las violaciones a los derechos humanos cometiendo el genocidio más atroz de la historia de este país? Cabe destacar que Uruguay votó a favor su adopción en el 2007 y  en el  2014 durante  Conferencia Mundial sobre Pueblos Indígenas de las Naciones Unidas se comprometió a llevar a cabo un Plan de implementación en nuestro país.

Es desde este contexto que como CONACHA hacemos un  llamado a toda la sociedad uruguaya para reflexionar sobre la falta de cumplimiento de los derechos de los Pueblos Originarios en nuestro país a través de la siguiente DECLARACIÓN:

Reconociendo los logros obtenidos tras 28 años de lucha del movimiento charrúa, dentro de los cuales los más importantes son:

·         La ratificación del Convenio Constitutivo del Fondo Indígena para América Latina y el Caribe, y la acreditación de un delegado charrúa en este organismo  desde el 2005.
·         La aprobación de la  Ley 18.589 que establece al 11 de abril (fecha del Genocidio de Salsipuedes) de cada año como el “Día de la Nación Charrúa y de la Identidad Indígena”.
·         El reconocimiento a la Nación Charrúa por parte del la Cámara de Diputados del parlamento en abril de 2017.

Visto que:

1º) El Estado Uruguayo no ha implementado en lo más mínimo los derechos consagrados en la Declaración de las Naciones Unidas. No existen políticas de implementación de los derechos a una salud intercultural, una educación intercultural, ni una devolución y demarcación territorial así como del respeto a la Auto-determinación como pueblo pre-existente.

2º) El Estado se niega a ratificar el Convenio 169 de la OIT y  a aplicar los derechos consagrados en la Declaración de Naciones Unidas

3º) El Estado no está preparado para atender la situación de vulnerabilidad social de nuestros hermanos mbya-guaraní en estos días en nuestro país.

Reclamamos:

1º) El funcionamiento efectivo  y resolución inmediata de la Comisión del MEC que estudia el reconocimiento del Genocidio de la Nación Charrúa perpetrado por el Estado Nacional entre los años 1831 y 1834.

2º) El reconocimiento  oficial a nuestra pre-existencia y a nuestra existencia actual como Pueblo Charrúa y la pronta ratificación del Convenio 169 de la OIT.

3º) La implementación de una jurisprudencia y una política clara sobre pueblos originarios nómades transfronterizos para atender el caso de los hermanos mbya guaraní.
.

Denunciamos asimismo:

1º) El modelo agro-industrial transnacional de la soja y maíz transgénicos así como de las forestales. Son modelos que destruyen nuestra biodiversidad, los suelos y el agua así como no respetan el derecho a la Consulta Previa, Libre e Informada a las comunidades indígenas y comunidades locales como estipula la Declaración de Naciones Unidas sobre Derechos Indígenas. En este sentido hacemos un llamado a la sociedad a defender y reproducir modelos productivos en armonía con la Madre Tierra.

2º) El envenenamiento por agro- tóxicos a miles de uruguayos, en especial a  la hermana charrúa Miriam Bodeant de Guichón, Paysandú. Esta hermana charrúa es un digno ejemplo de la lucha contra los agro-toxicos y en defensora de la Madre Tierra.

3º) Nos preocupa el auge de ideologías y tendencias discriminadoras y racistas que están habiendo en el Mundo y en nuestra región. Hacemos un llamado a la sociedad en general a combatir todas las formas de racismo y discriminación así como hacemos un llamado a que se vislumbre las situaciones de racismo y discriminación que sufrimos o hemos sufrido los indígenas en este país. El racismo no debe tener cabida ni aceptación.

4º) Las políticas represivas y de criminalización que están llevando a cabo en varios países de la región contra pueblos indígenas hermanos. Condenamos los asesinatos y atentados a guaranís-kiowas en Brasil y a otros pueblos originarios en México y Colombia así como las detenciones y atentados a dirigentes indígenas en Argentina, Chile y Estados Unidos. Particularmente nos preocupa la ola de represión que ha desatado el gobierno de Mauricio Macri hacia la Nación Mapuche y la desaparición del hermano Santiago Maldonado luego de un operativo policial en la Patagonia. La lucha de los pueblos originarios por su territorio y por sus derechos ancestrales es legítima y digna.

Hemos estado RESISTIENDO durante más de 500 años. Nos quisieron exterminar pero no pudieron. Somos un pueblo vivo, somos un pueblo con memoria, respetamos nuestros ancestros y luchamos por nuestros derechos y  por el Buen Vivir de todas y todos.

“Los charrúas estamos vivos y estamos de pie,

construyendo juntos nuestro propio destino”


martes, 17 de enero de 2017

Declaración de las Organizaciones Indígenas del Uruguay ante los incidentes ocurridos en en la Marcha en Solidaridad con la Nación Mapuche





17 de enero de 2017
Las organizaciones abajo firmantes, convocantes de la Marcha en Solidaridad con la Nación Mapuche hacia el Consulado de la República Argentina, el día 16 de enero de 2017,  hacemos esta aclaración pública sobre algunos de los hechos ocurridos durante dicha marcha.
1.       La movilización que convocamos era en apoyo a la justa causa de la Nación Mapuche, en solidaridad con nuestros hermanos,  condenando las brutales prácticas de represión que estan ocurriendo actualmente en la provincia de Chubut, Argentina. Nuestro objetivo era entregar una declaración con un petitorio de demandas hacia las autoridades consulares de la Argentina con el afán de que dichas autoridades dialoguen con las personas movilizadas. Desgraciadamente debido a los incidentes entre policías y algunos activistas, las autoridades no salieron a dialogar con nosotros.

2.       La o las organizaciones que decidieron ejecutar tácticas de acción directa no son organizaciones indígenas, ni participan de nuestros círculos. Nuestra táctica es la protesta pacífica. Nosotros hemos sido victimas de un Genocidio y sabemos lo brutal que puede ser la represión del Estado. Por lo cual consideramos innecesario e imprudente provocar que se desaten las fuerzas represivas del Estado. Además el grupo violento era un grupo de 8 personas que no representan a las más de 600 personas movilizadas.

3.       Consideramos discriminatorio el tratamiento que han dado algunos medios de comunicación a la marcha que realizamos, enfatizando el momento de violencia vivido por sobre las demandas entregadas a las autoridades consulares o sobre la crítica a la  situación de los hermanos mapuches en el Sur. Los medios de prensa se han centrado en los “disturbios violentos” ocurridos en el Consulado Argentino. Han exagerado y distorcionado los hechos para presentar que los participantes de la movilización somos violentos y también han exagerado la acción policial, lo cual es falso. Este tratamiento mediático a los hechos ocurridos lo único que provocan es la estigmatización social, la desviación de las justas causas sociales y el aval para futuros hechos de violencia y represión en manifestaciones pacíficas.

El Pueblo Charrúa, esta organizado y de Pie. Está Vivo y Junto a los Pueblos Hermanos de la ABYA YALA (nuestra América Indigena) continúa Resistiendo en Paz para Crear un Mundo donde el Buen Vivir sea para Todos/as , Indígenas y No Indígenas . Una sola Raza Humana.
Consejo de la Nación Charrúa - CONACHA                                              Clan Chonik – Pueblo Charrúa


Declaración en Solidaridad con el Pu Lof en Resistencia de Cushamen y con la Nación Mapuche


Desde el Consejo de la Nación Charrúa, organización indígena de carácter nacional del Uruguay, manifestamos nuestra preocupación por el accionar extremadamente violento cometido por las fuerzas de seguridad y las autoridades provinciales y federales contra la comunidad mapuche Pu Lof en Resistencia de Cushamen, Chubut, República Argentina. Dicho accionar recuerda las campañas militares de Julio Argentino Roca y Cornelio Saavedra contra la Nación Mapuche y a Fructuoso Rivera contra la Nación Charrúa en el siglo XIX en el Cono Sur. Dichas campañas militares en el Cono Sur son Genocidios tan brutales como el Armenio o el Judío pero que ninguno de los tres Estados de la región han reconocido. Más alarmante es que dichas practicas se vuelvan a recurrir en el siglo XXI.
También nos preocupa que medios de comunicación en la Argneitna vuelvan a recurrir a los discursos del General Roca para deslegitimar los justos reclamos de las comunidades mapuches. Los mapuches no son araucanos (nombre impuesto por los españoles), ni “indios chilenos”, ni son parte de una estrategia internacional para dividir a los países de la región. Son un pueblo ancestral y preexistente a los Estados Nacionales de Argentina y Chile, además de ser un sujeto políticos, social y juridico propio e independiente. La prueba esta en que los tehuelches y rankulches (denominados “indios argentinos”), que no estan extintos, apoyan y participan de las movilizaciones junto a los mapuches.

En este sentido nos preocupa la utilización del termino “terrorista” y la posibilidad de la utilización de la “Ley Anti-terrorista” para judicializar y reprimir a las comunidades del PuelMapu (actual Argentina), recurriendo en las brutales practicas del Estado Chileno, herencia de la Dictuadura Pinochetista y denunciadas a nivel innternaiconal por organismos de derechos humanos y de derechos indígenas. Consideramos que las denominadas “Leyes Anti-terroristas” que se estan impulsando en la región son para la represión interna y la criminalización de la protesta social. El terrorismo islamico no es una amenaza en nuestra Abya Yala, el autoritarismo polícial y militar si es una amenaza.
En este sentido condenamos que el Ministerio de  Seguridad de la Nación haya incluido en su informe anual de agosto de 2016 el apartado denominado “poblematica en territorio mapuche” proponiendo ciertos controles de seguridad en las provincias de Neuquen, Río Negro y Chubut y denuciado por la Mesa de Pueblos Indígenas de la Argentina como un plan racista y de criminalización hacía las comunidades mapuches y hacía todo el movimiento indígena en Argentina.


También queremos hacer un llamado a la vigilia y denuncia de las practicas racistas y criminalizadoras que se desarrollan tanto en Argentina como en Chile contra el movimiento mapuche. En especial el brutal tratamiento que dan en Chile a los pres@s polític@s mapuches. En este sentido recordamos la injusta prisión de la Machi (líder espíritual) Francisca Linconao en Chile.
Todas estas practicas racistas y colonialistas responden a la visión territorial que tienen los Estados de Argentina y Chile para el WallMapu (territorio ancestral mapuche) desde hace más de 150 años. Quieren que el sur sea poblado por gente de ascendencia europea, con turismo internacional de elite y con importante presencia de multinacionales extractivistas en lo referido a las Forestales, la ganadería ovina, las represas hidroelectricas y los posos de petroleo. Pero jamás podran borrar el rostro indígena del Sur. El Abya Yala es un largo camino de indianidad sagrada, y eso no lo pueden borrar.

Exigimos:
·         La inmediata absolución de las causas judiciales contra los hermanos que fueron detenidos.
·         La devolución del ganado incautado por la polícia al Pu Lof de Cushamen.
·         Una reparación psicologica, simbolica, sanitaria y monetaria a las familias afectadas por la brutal represión y deacuerdo a lo estipulado por la legilación internaiconal de DDHH.
·         La devolución territorial inmediata al Pu Lof de Cushamen.
·         La liberación inmediata de los pres@s polític@s mapuches de Argentina y Chile y en especial a la Machi Francisca Linconao así como una reparación a la machi por el daño fisico, emocinal y espíritual sufrido.
·         El reconocimiento por parte de los Estado de Argneitna y Chile de las Campañas Genocidas perpetradas por Julio Argentino Roca y Cornelio Saavedra contra la Nación Mapuche y demás pueblos del Sur Austral.
·         El respeto a la Libre Determinación de la Nación Mapuche en todo el territorio del WallMapu.



MARICHIWEW!!!!!!                            BASQUADÉ INCHALÁ UDIMAR!!!!!
(Díez Veces Volveremos)                           (Levantemonos Hermanos por la Liberación)